Lets talk about Salaries

Salarios2

Ahora es momento de saber sobre otra de las formas por las que puedes obtener dinero desde tu empresa. Hablemos sobre los sueldos, los tipos que hay y los impuestos y beneficios que estos conllevan.

¿Puedo autoemplearme en mi empresa?

Si, y es otra de las alternativas para retirar dinero de tu empresa sin tener que pagar los impuestos por distribución de dividendos y sin haber hecho la contribución de capital social mínima o registrada.

Existen dos maneras: asignarte un sueldo como administrador (board member), y/o como empleado de tu empresa. En muchos casos, el tipo de salario para un miembro de una pequeña empresa es la remuneración por llevar a cabo tareas como administrador/miembro de la junta o como empleado, o bien, una combinación de ambas.

Si deseas más información sobre salarios e impuestos de los mismos, te pedimos nos escribas a: contacto@sunnylatam.com, donde uno de nuestros consultores te apoyará y guiará sobre el tema (cuotas de servicio aplicables durante la consultoría).


¿Cuál es la diferencia entre el salario de administrador (board member) y el salario de empleado (employee salary)?

Es importante entender y recordar que, en tu empresa se considera que realizas dos tipos de tareas: Al ser miembro del consejo o director (board member), te haces cargo de las tareas administrativas y burocráticas de tu empresa. 

Adicionalmente, puedes ser también el único trabajador o empleado; quien que realiza las tareas operativas de la empresa, mismas que añaden valor a los servicios/productos que vendes. Prestación de servicios como consultorías y atención al cliente, producción, diseño o programación web, trading, etc; cuentan como actividades como empleado de tu empresa.

Sin embargo, la principal diferencia entre el salario de administrador y el salario de empleado, radica en los impuestos.

Impuestos de salario de administrador (board member salary):

La remuneración de los miembros del consejo (administrador) se aplica para el cumplimiento de tareas de gestión de la empresa, como contratación, gestión de personal, desarrollo empresarial, firma de contratos, banca, etc. 

El sueldo de administrador siempre se grava en Estonia. ¿Cuánto?  Con un 20% sobre la remuneración bruta, más el impuesto social (33%) sobre la remuneración bruta anterior. El impuesto a la seguridad social también se paga en Estonia, a menos que demuestres que ya contribuyes a la seguridad social en otro país de Europa (residencia) proporcionando un formulario A1 (E101). 

Impuestos de salario de empleado (employee salary):

El impuesto sobre el salario del empleado se aplica en tu país de residencia o en el país desde donde se realiza el trabajo. Es decir, si vives y trabajas fuera de Estonia, este salario NO paga impuestos en Estonia.

Si el empleado, o sea tú, realizas el trabajo desde España o Alemania, entonces declararás tus ingresos ahí. La parte del sueldo como empleado se añadirá a tu base imponible cuando realices tus declaraciones fiscales (IRPF) y pagarás impuestos sobre lo que te corresponda. 

¿Entonces este salario paga impuestos en Estonia y también en mi país de residencia? 

Estonia al ser país de la U.E. tiene acuerdos de doble-imposición con otros países miembros, por lo que NO tendrás que pagar doble por el salario de administrador.

Si las actividades como director califican parcialmente con el cumplimiento de las tareas de gestión u operación de la empresa, entonces puedes hacer una combinación de ambos salarios. La proporción correcta debe evaluarse caso por caso, sin embargo, muchas empresas ejercen una proporción de 25/75 o 30/70, donde la menor parte corresponde al salario de board member y el resto (mayor) al de empleado. 

Si vives fuera de Estonia, tu sueldo de empleado no está sujeto a impuestos allí, solo el board member salary. De modo que, cuanto menos salario de director haya en la proporción, menores serán los impuestos a pagar en Estonia.

Y para los autónomos (España)?

Esta es una gran alternativa para aquellos que trabajan bajo la figura de AUTÓNOMO; puedes darte de baja, pues con tu empresa puedes facturar a tus clientes y demostrar que contribuyes a la seguridad social por tu parte, ahorrandote la tediosa cuota mensual (300€ aprox). Es mejor darse de baja y pagar los impuestos sociales auto-empleandote, pues la carga tributaria es mucho menor.